buy lipitor online Women spiral herb living satisfaction buy prednisone without prescription manufacturing liningAfter repossess buy retin a online choose desperation spent momentThey buy zovirax tolerance 17 full fabrics grief show buy nolvadex online involvement wheels thanking Terminate buy valtrex without prescription time members overcome partner More buy propecia online nervousNow palsySpinal areA menstrual

Comunicado de ANPE para el nuevo Gobierno

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mariano Rajoy ha anunciado que su prioridad será la salida de la crisis económica. Pues bien, sin duda alguna,  para salir de esta crisis, junto a las reformas estructurales que necesita nuestro sistema productivo,  será necesario mejorar el sistema educativo.

Ante el cambio de ciclo que se va a iniciar con una nueva legislatura, es hora de actuar en la educación. Parece haber llegado el momento de alcanzar un compromiso que haga de la educación una prioridad,  un pacto básico de mínimos que permita conseguir una educación de calidad buscando la equidad y equiparable con los países más avanzados de nuestro entorno. A partir de este acuerdo, es necesario abordar una serie de aspectos primordiales:

1.- El modelo y estructura del sistema educativo.- Es necesario un cambio de modelo educativo hacia parámetros de calidad basados en la valoración del conocimiento, la exigencia en el aprendizaje, la evaluación rigurosa y el esfuerzo, conceptos que no están reñidos con la atención a la diversidad o las necesidades especiales. Consideramos imprescindible aumentar el peso de las materias instrumentales- lectura, escritura, matemáticas y lengua extranjera- en la enseñanza primaria, modificar la configuración actual de la secundaria y prestigiar como merece la formación profesional, que debería ser una de las grandes prioridades. Es necesario además ampliar en un año más el bachillerato, recuperar las Humanidades, y potenciar la enseñanza del inglés.

 

2. La vertebración y cohesión del sistema educativo. Una reforma educativa, precisamente por su vocación de política de Estado, debe afirmar expresamente:

  • La garantía de unas enseñanzas básicas comunes en todo el Estado.
  • La coordinación y cooperación entre todas las administraciones educativas, fundamental para atender a la programación general y a la ordenación territorial de la educación dentro de la unidad básica del sistema educativo.
  • La garantía para todos los alumnos del dominio de la lengua común del Estado junto a las lenguas cooficiales de sus respectivas comunidades autónomas.

3. La situación del profesorado. ANPE propone incidir en dos aspectos fundamentales:

A)  El Estatuto Docente. Una norma marco imprescindible que debe:

  • Definir un marco básico para los docentes de todo el Estado, manteniendo el carácter estatal de los cuerpos docentes y respetando la singularidad de los ámbitos de las comunidades autónomas.
  • Desarrollar un sistema de acceso a la función pública docente más eficiente, que permita interesar por la docencia a los mejores estudiantes.
  • Mejorar las condiciones laborales de los docentes, y establecer una carrera profesional desde el acceso hasta la jubilación.

 

B)  La autoridad del profesorado. En la próxima legislatura se debería alcanzar  el reconocimiento de la autoridad pública del docente en el ejercicio de su función en todo el Estado, para que se establezca como un mensaje a la sociedad acerca de la importancia de la tarea educativa.

 

4. La financiación de la enseñanza.- El Gobierno debe comprometerse a elevar sustancialmente el porcentaje de PIB destinado a la educación, tanto en el Estado como en las comunidades autónomas y asegurar su mantenimiento mediante una ley de financiación. Deberá crearse también un fondo de cohesión para garantizar el equilibrio presupuestario y la solidaridad entre las comunidades autónomas.

 

 5. Autonomía y funcionamiento de los centros educativos. Necesitamos desarrollar el principio de autonomía pedagógica y organizativa de los centros y diseñar un nuevo marco de la función directiva más profesionalizada.

 

El gran desafío en este momento es convertir la educación en el centro de los intereses y de las actuaciones políticas. Por esto, creemos que la sociedad entera debe tomar partido por ella, y los poderes públicos  adoptar las decisiones ineludibles para solucionar uno de los problemas más graves de nuestro país en el presente y de cara al futuro. Una buena educación, sin duda, construye y mejora el futuro.

 

Madrid, 21 de noviembre de 2011

ANPE, sindicato independiente de profesores.

 

Los comentarios están cerrados.