COMIENZA UN CURSO ESCOLAR EN EL QUE FINALIZA LA IMPLANTACIÓN DE LA LOMCE Y CON LA INCERTIDUMBRE MOTIVADA POR LA SITUACIÓN POLÍTICA

notice-interinosANPE exige al Ministerio que lidere y coordine con las Administraciones Autonómicas las medidas de implantación de la LOMCE y aclare cuál va a ser el devenir de las evaluaciones externas pendientes de aplicar este curso escolar.

En teoría, este es el tercer curso de implantación de la polémica LOMCE donde tiene que aplicarse en 2º y 4º de la ESO y en 2º de Bachillerato, que hasta ahora se regían por el sistema LOE. Además se deberían realizar las evaluaciones finales de Secundaria y Bachillerato aunque no tendrían efectos académicos este curso escolar, pero sí el siguiente.

Este inicio de curso escolar viene marcado por la incertidumbre: A estas alturas nadie sabe si se van a realizar las pruebas externas de Secundaria y Bachillerato que condicionan totalmente la programación de 4º de la ESO y 2º de Bachillerato. Las dudas generadas sobre la paralización o modificación de la LOMCE surgidas del acuerdo entre el PP y Ciudadanos ocasionan desconcierto y confusión en la Comunidad Educativa aunque es deseable y exigible alcanzar un Pacto de Estado por la Educación.

La LOMCE, que fue muy criticada por ANPE porque nació sin consenso y en un escenario de recortes, finaliza su implantación este curso escolar por lo que carece de efecto el anuncio de paralización de dicha ley, que en su diseño curricular ya está completamente desarrollada. La aplicación de las pruebas externas era el último punto clave de la LOMCE que queda por implementar y sobre el que hipotéticamente cabría alguna modificación de cara al futuro.

ANPE expresa su preocupación por la situación política ante un escenario en el que no se despejan ninguna de las incertidumbres que se ciernen sobre el panorama educativo. Hasta ahora nos hemos movido más en el frente de los debates ideológicos y virtuales que en la búsqueda de los acuerdos y en la adopción de propuestas y soluciones, que desde la flexibilidad y respeto al marco legal vigente, permitieran resolver muchos de los problemas que la aplicación de la última reforma educativa está ocasionando. Por tanto, ANPE exige al Ministerio de Educación:

  • Que aclare a la Comunidad Educativa que aspectos de la LOMCE son susceptibles de aplicación, modificación o paralización este curso escolar.
  • Que lidere y coordine las evaluaciones externas para que resulten efectivas a la hora de diseñar programas y políticas específicas. Es importante que ponga en conocimiento de los docentes si se van a realizar o no estas pruebas para programar sus asignaturas y también dar a conocer las características, el diseño y los contenidos de dichas pruebas para su aplicación. Hay que procurar no repetir la situación de confusión que propició la aplicación de la prueba externa de sexto de Primaria el curso anterior, que fue incumplida o desnaturalizada en su aplicación por la mayoría de las Comunidades Autónomas.

A la espera de que algún día seamos capaces de alcanzar un Pacto Educativo que siente las bases de la verdadera y profunda reforma que necesita la educación en España, ANPE exige, al menos, un acuerdo de mínimos entre el Ministerio y las Comunidades Autónomas a través de la Conferencia Sectorial para asegurar la coordinación y propiciar el correcto funcionamiento académico  del curso escolar y que para ello,  se cuente con la implicación y participación del profesorado en la Mesa Sectorial de Educación.

Madrid, 5 de septiembre de 2016